Lista

"Elegir contenido para leer"

jueves, 23 de junio de 2011

Un año con el Blog

Ya ha pasado un año desde que emprendí esta aventura en la que estoy seguro que no habrá retroceso ni parón. Quizás solo por motivación personal, por ilusión o ganas de poder llegar a realizar mis sueños. Todo empezó hace un año cuando mi amigo o debería decir hermano Juan me dijo que por que no hacia un blog y subía lo que tenía escrito. Al fin y al cabo mis historias solo las leíamos nosotros y al tener el blog me crearía la necesidad de seguir escribiendo. También me dijo que con que solo lo leyera una persona ya sería una victoria por que sería una persona más que antes.

La verdad que eso fue lo que me lanzó a crear el blog. Ese dia subí dos capítulos, uno "La historia de Jack" y el otro el de "El diario de Jensen". Nos fuimos por la noche a las hogueras de San Juan con la esperanza de llegar el dia siguiente y ver cuanta gente me había visitado el blog. Para mi sorpresa había 22 visitas lo que me llenó de satisfacción y ganas de seguir. En los dias posteriores comenzaron a llegar comentarios de los capítulos y las ganas de que salieran los nuevos para seguir leyendo. Sin querer o con poco conocimiento de lo que había empezado comencé a ilusionar a la gente con historias que antes solo estaban en mi cabeza.

En julio, España campeona del mundo, una celebración por todo lo alto. Una noche en la que en unión con mi amigo Juan vimos a un tio con un cono de obras diciendo "Soy un cono templario", vimos a un chico en el suelo con espuma en la boca, una bandera de España como manta y unos chicos diciendole ¡viva España!, una noche larga sin duda y llena de cosas extrañas y cómicas.

El resto del verano pasó sin mayores anécdotas que debieran ser contadas, después de un año y medio en el paro recibí una llamada para una oferta de trabajo. No era algo grandioso pero si algo que me mantendría bien económicamente y sin mayor esfuerzo. Al dia siguiente a dos horas de ir a la entrevista me llamaron para decirme que ya habían cogido a alguien... Una pena pero no le di mayor importancia, en septiembre empezaría mi primer año de universidad. Ilusionado de encontrarme con profesores universitarios. Si los de los ciclos me enseñaron mucho con estos nuevos docentes podría resolver miles de dudas que viven en mi cabeza. Para mi sorpresa en su mayoría eran unos incompetentes que no deberían ser llamados profesores, tan solo deberían llamarse funcionarios orgullosos y soberbios de los que no aprendería absolutamente casi nada.

Septiembre llegó, mientras seguía escribiendo capítulos de Jensen, algunas cartas de guerra, poemas y algún relato corto que se me fue ocurriendo por el camino. Quince dias antes de empezar mi camino universitario un extraño sueño de una situación en vida, me sorprendió y me descolocó. La visión de una chica increible, lo que llevaba años buscando y no daba encontrado. Me juré a mi mismo que intentaría localizar a esa persona y ver si todo era como en el sueño. Al empezar la universidad vi a esa chica, al principio sorprendido, al poco decidido a ver si realmente sería así. Quizás un estudio de la situación, quizás miedo a afrontar un nuevo camino me mantuvieron al margen. Cuatro meses tardé en encontrar una posible explicación a ese insólito hecho y aun así no es una explicación perfecta sino una simple hipótesis.

La universidad en este tiempo me fue defraudando, los profesores no eran lo que esperaba, mis conocimientos en matemáticas y física eran demasiado ausentes para lo que aquí se requería. En una mezcla entre querer entender, decepción y alguna que otra fiesta, fueron pasando los dias y los meses.

Una gran dolor y una pérdida hizo que el otoño y las navidades se llevaran de una forma algo complicada pero sabiendo que había que seguir.

Con el invierno en nuestras manos llegaron los primeros resultados a los exámenes en la universidad. Quizás no fueran lo deseado pero eso no impediría seguir trabajando y luchando. El blog se mantenía en un ritmo de visitas al dia, bastante aceptable. Los capítulos seguían llegando acompañados de comentarios que alentaban a seguir escribiendo sin detenimiento.

Por culpa de los exámenes de enero hubo varios retrasos en algunos capítulos. Aunque no podía escribir, no me impedía seguir imaginando el desarrollo de la historia.

A primeros de enero me llegó la noticia de que un periódico quería publicar uno de mis relatos. La idea me ilusionó y empecé a trabajar en ello.

A mitad de año, la universidad no iba bien, la chica tampoco y lo único que conseguía mantener la estabilidad era el blog. Un blog que seguía engordando por relatos, poesías y capítulos de Jensen. Comentarios que seguían alabando la hazaña que empezó como una aventura y solo el tiempo nos dirá como acabará.

El resto del invierno pasó entra altos y bajos, en ocasiones tocando fondo pero siempre levantándome de cada situación, reforzado y experimentado.

La primavera llegó, Jensen paralizado para poder escribir el final de la historia, convertirlo en formato libro y comenzar con su distribución en un mes pero la universidad pidió más esfuerzo y tuve que ir aplazándolo hasta el punto de aplazarlo hasta mediados de julio. La universidad seguía mal en lo que se refiere a notas pero genial con respecto a la gente. La chica después de una mala temporada volvió a aparecer.

Parecía que los tiempos habían cambiado que la suerte quizás por una vez estubiéra de mi lado. El blog seguía caminando pasito a pasito, lo poco que me dejaba la universidad.

El calor se había disparado y los primeros dias de playa llegaron en abril. Un agua no muy cálida pero refrescante para la temperatura que había en el exterior.

Mayo pasó bastante rápido y cuando todo parecía ir bien... A finales de mayo tuve la oportunidad de mirar a la muerte a la cara. Lo que me hizo ver las cosas desde otra perspectiva. Al dia siguiente sin poder esperarmelo volví a mirar a la muerte a la cara, solo que esta vez con un mensaje claro... tenía algo que hacer y no habría una tercera oportunidad de salir de ella. "O lo hacía o caía", ese fue el mensaje. Todo lo que dije que haría con respecto a la chica si se daba la ocasión no lo hice cuando se brindo la oportunidad y el mensaje fue claro. Asustado o quizás desesperado decidí hacer lo que tenía que haber hecho. Quizás no de la mejor forma ni con las mejores palabras pero conseguí lo que en ese momento necesitaba... Ganar mas tiempo. Al dia siguiente todo parecio volver a la normalidad. Desde esas no volví a mirar a la muerte a la cara, quizas ya habia hecho lo que tenía que hacer sin pensar en las consecuencias.

Todo esto nos lleva a junio, la universidad casi terminada y sin opción a aprobar, el blog sigue tirando pasito a pasito y la chica perdida entre interrogantes que quién sabe si algún dia podrán llegar a tener respuesta.

Hoy estoy aquí, ordenando todos estos caracteres para formar una idea generalizada de lo que ha sido para mi este año. En unos minutos me iré otra vez a las hogueras y ver que me deparará mi segundo año con el blog.

martes, 21 de junio de 2011

"La historia de mi vida"

Hoy vuelvo a pensar en ti
porque no consigo despejarme
vienes como un rayo
que atraviesa todo mi cuerpo
encendiendo mi corazón
que desesperado se pone a latir
cuando te ve venir.

Te miro a los ojos
para asi intentar calmarlo
pero no puedo conseguirlo.
Mis ojos escapan de tu mirada
que me acecha y me hace sentir,
como si fuera tu presa.

Pienso y pienso como acercarme
como decirte que te extraño cuando no estás
que te quiero cuando te veo
que te deseo cuando me rozas.
Quisiera poder decirte que te amo
desde lo más profundo de mi ser
pero a veces siento que tú no me deseas.

A veces la distancia nos separa
pero cierro mis ojos y consigo verte.
Tu negro cabello,
tus suaves y calidas manos,
tu dulce mirada
y tu excitante perfume
me transportan a tu lado
imaginado pero deseado
en el que los dos nos abrazamos
y nos decimos que nos amamos.

Si un dia no puedo estar a tu lado
curioso y ansioso
te buscaré entre la gente,
cuando te encuentre te miraré
y para mi sorpresa ahí estarás tú...
mirándome con tus ojos
que han decidido llevarse
tu sonrisa por compañera
y con este simple gesto
consigues que me sienta vivo otra vez.

Quiero correr y decirte lo que siento
pero no me atrevo por mi miedo.
Miedo a perderte,
miedo a quererte,
miedo a que me digas te quiero
miedo a que te rias de mis sentimientos
no se por que pero aun así
solo podría decirte, que te quiero.


Licencia Creative Commons
"La historia de mi vida" por Alberto Leiva Pallares se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.